diumenge, 6 de desembre de 2015

Primeras impresiones de mis Skechers Strada

Después de una semana de darles caña a mis nuevas Skechers Strada, ya puedo comentar mis primeras impresiones. Lo primero, un diseño y unos colores que me encantan ,y aunque no vas a correr mejor por ello, siempre es un plus que a mi me hace querer más a una zapatilla. Una de las cosas que más me ha sorprendido es lo ligeras que son, estamos hablando de unas zapatillas para hacerles muchos kilómetros en entrenamientos y que tienen una gran amortiguación, cosa que en modelos de similares de otras marcas, que he probado a lo largo de mi vida, una buena amortiguación implica un mayor peso. Cuando me las calcé por primera vez, me llamó la atención lo cómodas que son y que la parte de la horma delantera del pie es ancha y deja libertad para los dedos de los pies.

Retrorunning con mis Skechers Strada.

Antes de empezar ha hablar de mis sensaciones, es importante saber que yo corro con la parte anterior del pié, ya sea corriendo hacia adelante o hacia atrás, o sea que lo que hablo es aplicable a personas que tengan una pisada de estas características, no a talonadores.

En carrera esta semana las he probado en las siguientes circunstancias: carrera lenta en asfalto, carrera lenta en retrorunning en asfalto, técnica de carrera, carrera lenta en tierra, series cortas en retrorunning, cambios de ritmo combinando carrera hacia adelante y hacia atrás en tierra.

En la carrera lenta hacia adelante en todos los terrenos, me han transmitido una gran comodidad gracias a que son muy estables y a una muy buena amortiguación, lo mejor que se puede decir de ellas y es por lo que me guio siempre, es que puedo ir haciendo kilómetros y me olvido de que las llevo puestas. Pero lo que si me ha sorprendido es que yo siempre hago el 20% final de los entrenos lentos aumentando los ritmos en progresión y con las Skechers Strada la respuesta es sencillamente brutal, tienen un cambio que no habia visto en zapatillas que he probado de similares características. Sobre el agarre en asfalto es muy bueno, sin resbalones ni cosas raras y en tierra responde muy bien, gracias a la suela taqueada.

Cuando he hecho series también he notado esta ligereza y respuesta que he visto en la carrera lenta, pudiendo hacer los diferentes ritmos sin notar las zapatillas pesadas.

Ahora vamos a por las pruebas en retrorunning, para practicar esta modalidad de carrera, no hay material especial, pero es muy importante, unas zapatillas con un drop bajo y que sean estables en la parte anterior del pie, cosa que las Skechers Strada cumplen a la perfección. Aparte, ahora estoy preparando la Media Maratón del VI Campeonato del Mundo de Retrorunning en Essen (Alemania) y esta será en asfalto, por lo que  casi todos mis entrenos los estoy haciendo en esta superficie. Lo que más miedo me daba era el impacto contra el suelo, ya que el asfalto y yo no somos muy amigos, pero después de llevar unos cuantos kilómetros corriendo con las Strada, ya se me ha pasado ese temor, voy acumulando kilómetros con mucha facilidad y con mucha comodidad, otro de los puntos fuertes es la transición de la pisada, como se hace de adelante a atrás con el antepie, es muy importante que no resbale para una correcta transición y la zapatilla responde a la perfección. Finalmente vuelve a notarse la ligereza de las zapatillas cuando la última parte de la carrera la hago incrementando el ritmo y acabo en sprint, respondiendo en todo momento a lo que les pido.

En resumen unas zapatillas fantásticas para entrenar en asfalto o en tierra, ya sea en retrorunning o en carrera convencional, y que se comportan muy bien en series y cambios de ritmo.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada